Contenidos de la página

En este tutorial vamos a ver cómo conseguir un acabado correcto en una pared lisa. No es un trabajo que sea especialmente sencillo por eso vamos a ver las cuatro claves que tenemos que tener en cuenta para llegar a un buen resultado.

De paso va a ser por supuesto también un homenaje a los pintores profesionales porque vas a ver, si tú no eres pintor, como realmente todo el trabajo de preparación hasta que se consigue llegar a un resultado perfecto requiere una destreza, requiere un conocimiento importante. Nosotros intentamos aproximarnos a él. Intentamos también, por supuesto, aproximarnos y aproximar a los pintores profesionales a las nuevas tecnologías en cuanto a productos.

Vamos a ver por tanto cada una de las claves y te voy a ir presentando los recursos que utilizan los profesionales o que podrían utilizar si quisieran trabajos de la manera más cómoda.

Tendido

La primera clave para conseguir una buena calidad en la pintura – si nosotros no hacemos un tendido correcto para conseguir alisar la pared, si no tenemos una superficie que sea muy plana muy homogénea, vamos a notar que la pintura tiene dificultades.

Cuando tiene muchas – lo que hacemos es darle gotelé. De esta manera nos evitamos cualquier problema.

Pero si queremos hacer un acabado que realmente sea decorativo tenemos que irnos a lijar paredes. Cuando alisamos paredes nosotros, tenemos una primera fase, que es cuando tenemos que hacer el gran trabajo grueso, que es añadir mucha cantidad de pasta. Una cosa que nos habéis preguntado mucho porque lo presentamos en un tutorial que hicimos sobre yeso laminado en la que, de repente, sacábamos una herramienta que muchos nos habéis escrito en los comentarios a preguntar qué es y dónde se consigue.

Y nosotros dijimos que no lo sabíamos bueno ¡pues esto ya lo sabemos! se puede comprar en Amazon.

Ver detalles

Y efectivamente hay medidas hasta 60 centímetros. Creo que es la medida perfecta, para que cuando trabajamos cargando una gran cantidad de material nos permita hacer un primer prendido basto, yendo muy deprisa con mucho material. Este es el objetivo de este tipo de llanas.

Esto es la primera fase. A continuación vamos trabajando con una llana de otro tipo para hacer un tendido un poquito más ajustado.

Ver detalles

Afinado

Y, cuando llega la fase de afinado, ya vamos trabajando con las espátulas de tender.

Dentro de las cosas que sí que queríamos enseñaros porque son muy interesantes y no son habituales en el mercado. Además este tipo de espátulas que hay en distintos formatos, por supuesto, para trabajar tenéis también este otro modelo.

Ver detalles

Es una herramienta muy cómoda, que nos permite hacer una presión más suave con los dedos y que haga un efecto muy bien repartido en toda la hoja a la hora de hacer el trabajo

La siguiente fase, una vez que nosotros vamos haciendo el tendido, el siguiente aspecto que es la clave de tener una buena pared, es conseguir además un alisado perfecto.

Lijado

Esta fase hay que hacerla siempre perfectamente. Es la fase de lijado. Existen, por supuesto, máquinas eléctricas grandes profesionales pero, para trabajos en unas zonas más pequeñas nos vale directamente con utilizar sistemas de portalijas con sus recambios de lija. Con ellos podemos hacer el afinado final.

Ver detalles.

En cada paquete vienen varios pliegos con lijas precortadas que tienen distintos grosores de grano.

Después de hacer la preparación del soporte, lo que hemos hecho, antes de pintar es aplicarle a toda la pared una emulsión fijadora. ¿Para que lo hago?

Pues porque tengo diferencias de absorción entre las zonas donde yo hemos metido la llana con pasta y el tipo de yeso laminado. Que es muy denso y que absorbe mucho menos.¿Que ocurre? Que, en ocasiones, este tipo de arreglos producen luego re brillos por encima de la pintura. En este caso, la función de la emulsión fijadora es estabilizar e igualar la superficie de la pared.

Con eso lo que conseguimos es ahorrarnos dar una primera mano de imprimación con la pintura y gastar más pintura – esta es una forma de ahorro muy interesante. Es verdad, que en algunos países, por lo que nos escribís no encontráis este tipo de emulsiones fijadoras.

En este caso ¿la solución cuál es? – la más sencilla es efectivamente añadirle agua en la primera mano de la pintura y utilizarla como un primer como una imprimación general, para que de esta manera ya nos vaya cubriendo bien la pared.

Pintura

Vamos a ver cómo trabajamos porque, lógicamente, cuando vamos a pintar tenemos que empezar por los recortes como trabajamos las zonas de recortes, y qué soluciones tenemos porque aquí sí que tiene que ver mucho con la mano profesional de cada uno y hay herramientas que permiten trabajos más sencillos o incluso los profesionales trabajos más rápidos.

Herramientas tradicionales:

Ver detalles

Este tipo de brochas, por supuesto, con la que los profesionales hacen los encuentros e incluso, a veces, recortan. Esas brochas tienen esta textura, justo encima de la virola, estos que se llama el LaserTouch. Es un sistema que nos permite que los dedos no deslicen cuando estamos trabajando sobre ella.

Los profesionales hacen recortes sin cinta, pero si tú no tienes suficiente mano, pon una cinta porque siempre fácil salirse un poco.

Cuando tenemos que hacer un recorte más cuidadoso tenemos que usar las brochas específicas de recorte que tiene la punta más fina y te permiten hacer el trazo con más cuidado.

Pero también existen otros sistemas;

pintar bien pared lisa

Ver detalles

Con este rodillo puedes hacer específicamente los recortes. ¿Que es lo que tiene este rodillo especial?

Que, además de permitirte recortar, cuando tienes que seguir ampliando un poco el trabajo, abres la pestaña de apoyo y puedes hacer el trabajo normalmente sin ninguna dificultad a la hora de coger la pintura. Lógicamente cuando pintas proteges el rodapié, en este caso no es necesario.

Y por lo último – hay que elegir el rodillo correcto para pintar la pared. Para paredes lisas hay que usar los rodillos que corresponden a esta tarea.

Ver detalles